miércoles, junio 27, 2007

Excavaciones furtivas en Visoko

El pasado día 25 de junio, la Fundación publicaba en su web una página escaneada del diario “San” de Sarajevo. En la página 14 de dicho diario, en un extenso reportaje, se dice que los habitantes de Visoko, pese a no contar con los permisos de excavación, siguen los trabajos en secreto. De esta manera, y pese a la vigilancia con helicópteros que dicen que se está llevando a cabo en la zona, se continúa excavando el túnel de Ravni y en parcelas privadas.

Desde que se supo del escrito del ministro Grahovac, la página web de la Fundación parece un panfleto barato desde el cual se intenta ridiculizar las opiniones que han llevado a no otorgar el dinero ni los permisos de excavación. Sin olvidar las decenas de correos electrónicos de apoyo a la fundación que diariamente se publican en la web.

Lo que, a mi entender, me sigue pareciendo más que patético, es que la defensa de la Fundación se sigue basando en las visitas turísticas que ha atraído el espectáculo que se está montando desde hace un año y medio. El hecho de que haya curiosos acudiendo al yacimiento parece que debe ser suficiente motivo para que el estado de Bosnia sufrague los gastos de la Fundación y otorgue los pertinentes permisos de excavación.

Y como decía en la entrada anterior, parece que a nadie le importa si existen o no realmente las pirámides en Bosnia. Está claro que allí “algo” hay, y por tanto, se debe seguir explotando el filón. Uno de los hechos que más remarcan los últimos días es que un grupo de empresarios de Malasia tiene la intención de construir un hotel en la zona y son posibles donantes de fondos para la fundación… Es decir, seguimos como siempre: intereses económicos y punto.

Con esto es normal que los habitantes de Visoko estén amenazando con manifestarse en Sarajevo y realizar cortes en la autopista. Tienen, gracias a Osmanagic, la gallina de los huevos de oro y no tienen intención de soltarla. El circo de las pirámides se ha convertido en atracción turística e incluso con los cutre-puestos de venta callejera de lo que sea (¡se venden camisetas de Tito!¿?) sin un mayor esfuerzo todo el mundo está sacando dinero.

Y, por último, pensemos por un momento en el daño que todo esto continúa haciendo al patrimonio arqueológico de Bosnia. Si cuando contaban con los permisos de excavación los trabajos se estaban haciendo “de cualquier manera” (que conste que tanto “fardar” de medios técnicos y no aparecen teodolitos por ningún lado) ¿qué podemos esperar ahora con las excavaciones furtivas?

Una pieza arqueológica fuera de su contexto original pierde su valor. ¿Alguien garantiza la contextualización de los “hallazgos” de estas excavaciones? ¿Se está siglando y documentando lo hallado? Además, y esto ya es por pura curiosidad: ¿se continúa sin encontrar cualquier tipo de cerámica, metales o restos de algún tipo que nos permitan datar lo excavado?

1 Comments:

Blogger Arcana Mundi said...

GgGgGgGgGgG.
Veo que hay colectivos que tienen miedo.

2:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home